Ediciones > Año 1955 > Artículo No. 1 2 3 4 5 6

Diagnósticos más frecuentes de algunas Consultas Dermatológicas
Martin Vegas; Jacinto Convit; Carlos J. Alarcón
Mem. de las II Jornadas Venezolanas de Venereología, Dermatología y Lepra. Edit. Bellas Artes, pp. 423-428, Caracas 1955.
REVISTA: Publicaciones - Dr. Jacinto Convit

NUMERO: Año 1955

TITULO: Hongos Levuliformes

AUTORES: Jacinto Convit; L. de Montemayor

RESUMEN: Como se desprende del título que escogimos pa.ra el presente trabajo, su objeto es contribuir al conocimiento que debemos tener acer ca de la !recuencia de algunas dermatosis en Venezuela, con datos eS.. t adísticos para Caracas.

PALABRAS CLAVE:

Diagnósticos más frecuentes de Algunas Consultas Dermatológicas Drs. MARTIN VEGAS, J. CONVIT, CARWS J. ALARCON Como se desprende del título que escogimos pa.ra el presente trabajo, su objeto es contribuir al conocimiento que debemos tener acer ca de la !recuencia de algunas dermatosis en Venezuela, con datos eS.. t adísticos para Caracas. APenas si pod~os con los datos recogidos, hacer la primera contribución para tan interesante tema. En efecto, hasta ahora no se había hecho una calificación y estudio, de los diagnósticos dermatológicos de nuestras consultas y sin embargo, su utilidad ha sido evidente en todos los países, que se ocuparon de ello. Naturalmente, no es por merá curiosidad que se reúnen estos datos, en relación a la mayor frecuencia que tienen en determinado lugar algunas dermatosis y su escasez, en otras. Son numerosas y con aplicaciones de orden práctico, las observaciones que se pueden deducir de una colección de datos de esta índole. Los comentarios que haremos tienen forzosamente limitaciones, debido a que sólo estudiamos cerca de treinta mil historias clínicas de consultantes. . Ya en un trabajo qu.e con el título de "Peculiaridades DermatoSifilográficas en Venezuela" que fué presentado Por sus autores los Profesores J osé Sánchez Covisa y Pablo Guerra, en las primeras Jornadas Venezolanas de Dermatología y Venereología - Febrero de 1943-, encontramos referencias muy interesan~, acerca de la gran frecuencia o extrema rareza, de algunas entidades dermatológicas. Pero en el estudio que ellos hacen, debido a la falta de estadísticas, ~e refieren a la impresión que tienen, de que algunas entidades der: natológicas son más o menos frecuentes entre nosotros comparativamente con algunos países europeos. {24 11 JORNADAS VENEZOLANAS VENEREOLOClA ·------------------------------------------------- Se ocupan en el trabajo citado, de Discromias, Dermatosis Vegetantes y afecciones alérgicas, haciendo mención de otras dermatosis, en cuanto algunas características que observaron. . Para nl.lest.ro estudio utilizamos las primeras 11.910 historias clínicas de los consultorios ·con clientela Privada, donde hemos tra ... bajado unos seis dermatólogos, y 14.963 del servicio dermatológico del Centro de Especialidades del Seguro Social Obligatorio, que pertenecen a otro grupo de dermatólogos, Jo que hace un total de ~.893 ex. pedientes. · De esta manera creemos tener una muestra de algún valor, con enfermos pertenecientes a clases sociaies distintas. La importante y rápida evolución que han tenido los conocimjentos dermatológicos en los últimos años, ha hecho necesario que contmúe el cambio de nombres ·en las dermatosis y que se agrupen enfermedades o cuadros clínicos en forma que hasta hace POéos años, hubiera sorprendido mucho. Debemos insistir en Jos grandes inconvenientes que tiene una extensa sinonimia y es por esto que todos nos habremos de esforzar, aún a costa de algunos sacriflcios, en aceptar los nombres que estén en uso para detirrninada época y de este modo hablar un mismo lenguaje, que nos permita entendernos. Nos limitaremos a recomendar la nomenclatura que aquf usamos, pero deseamos al mismo tiempo decir, que Posiblemente la elección de un determinado nombre, puede que no haya sido feliz y animados por la buena voluntad que a todos pedimos, acogeremos las razones de v&lor Que se nos den para adoptar el que menos objeciones tenga. Fácil es de observar que nos referimos a las dermatosis más frecuentes entre nosotros, siendo ellas las que aquí consideramos y en realidad donde importa más que dediquemos atención. Hemos agrupado algunas dermatosis, Para no hacer una interminable lista. Sin embargo, separamos de esos grupos aquellas cuya import.ancia sea ma. yor, sea por su frecuencia o por presentar peculiaridades dermatológicas o sarutarias que obligan a tener Presente el dato. Es más, . en otros casos nos vimos forzados a dividir una entidad en tipos o vari~dades por razones sanitarias, como hemos hecho con la sífilis y Ja lepra. Esta situación nos llevó a preferir el orden de frecuencia, para <lar los datos que hemos recopilado, y no las grandes divisiones acostumbradas. DlAGNOSTICOS MAS FRECUENTES 425 •\ lgu?UJs comentarios l.-A nadie sorprenderá que aparezcan las piodermitis en primer término, hecho también observado en países donde la piel está habitualmente más protegida de la intemperie y de traumatismos de todo género, como sucede en la zona templada . • Nótese que, aún habiendo separado cifras elevadas como es la cie los pacientes con acno-forúnculos, etc., un 12% corresPonde a todas las piodermitis. 2.-Sigue en orden de frecuencia el grupo de las ~icosis super! iciales, con u~ 10% de todos los diagnósticos. Si trabajándose en el futuro, con un número mayor de expedientes, se confirma este ha t1azgo, quedará corroborada la idea tantas veces expresada, de Que las :nicosis son más frecuentes en el trópico que en los países temPlados. En efecto, nuestras cifras constituyen proporcionalmente el doble de la encontrada por el Dr. José Luis Carrera, en un trabajo similar he- ~ cho en Buenos Aires, y valiéndose de datos obtenidos entre los años 1925 a 1939, en el hospital español. En el mismo trabajo se asienta, &#39; . haber encontrado que las cifras para las tricoficias son más altas, y b de la Pitiriasis versicolor el doble, de aquellas que da A.zúa, para Madrid. 3.-La escabiosis ocupa el tercer puesto, no siendo exagerado su número, ya que es al menos tan frecuente aquí, como en la mayoria de los países. 4.-La Pitiriasis simple y el Acné, tienen entre nosotros cifras muy vecinas; tenemos datos que indican la frecuencia de la Pitiriasis s1mple en otros países, Pero nuestra impresión es, de que vemos mayor núinero de casos en el trópico. No hemos observado en el Acné peculiaridades útiles para ser señaladas. · El hábito tan nuestro que tiene el público para medicinarse, sin la orientación de un médico, puede contribuir a que veamos gran número de Pacientes, con dermatitis medicamentosa de contacto. Llamamos dermatitis de origen desconocido, aQuellas que han presentado dificultades que no logramos vencer para encontrar la causa que las produjo. Su elevado número sólo muestra, que es necesario dedicar más tiempo y medios de investigación, de que no disponemos. Las cifras de los diagnósticos de Sífilis, seguramente se encon~ rarán bajas y es debido al crédito, bien fundado, que tienen los Dispen. sarios Venereológicos de la Ciudad. U JORNADAS VENEZOLANAS VENEREOLOCIA Contrariamente nuestro n6mero de Vitiligos, casi doble al que aparece en la estadística de Buenos Aires, y corrobora el hecho ya <.1onocido del importante Papel que juega la luz solar para su aparición. · De igual modo encontramos, que es elevada la frecuencia de la Pitiriasis rosada de Gibert, de la enfermedad de Duhring-Brocq, del Molluscum contagioswn, eritrodermias, Melanosis de Riehj, etc. En contraposición observamos, que se corrobora eJ conocido fenómeno de la casi absoluta inexistencia de lupus vulgar, y que algunas ciermatosis son más raras en nuestro medio que en Argentina, Estados Unidos de América y Europa, etc. Como por ejemplo las t iñas del c.u ero cabelludo, psoriasis, etc., etc . Aunque convencidos, que con el tema y los datos aquí acopit~dos ))ueden hacerse no pocas observaciones, somos de opinión de que para trabajos que van a ser .leídos en sesiones públicas de la índole de las Jornadas, debemos hacer sólo un bosquejo y dejar paca ser publicadas en revistas de.la especialidad cuanto tengamos que decir. Nos vemos precisados a hacer unos pocos comentarios, aún reconociendo que el material aquí reunido se presta a un estudio profundo, pero las limitaciones de tiempo nos obligan a posponerlo. Piodermitis . . . . . . . . . . 2.883. Dermatitis hipostática .. Micosis superficiales . . . . 2.531. Pitiriasis rosada . . . . . . Escabiosis .. . . .. .. . . 2.065. Vitfligo .. .. .. .. . . . . Dermatitis de contacto .. 1.520. Verruga vulgar . . . . . . Pitiriasis simple . . . . . . 1.273. Epiteliomas . . . . . . . . Acné . . . . . . . . . . . . . . 1.230. Varices com.plicadas . ... Dermatitis mcdicamen- Psoriasis . . . . . . . . . . tosa . . . . . . . . . . . . 963. Herpes Zoster . . . . . . . . D(&#39;rmatitis seborreica . . . 935. Alopecia areata . . . . . . V{&rices no complicadas . 861. Ponfolix . . . . . . . . . . . . Neurodermatitis circuns- Bubas . . . . . . . . . . . . . . crita . . . . . . . . . . . . 755. Liquen plano . .• . . . . . . Urticaria . . . . . . . . . . 719. Cloasma . . . . . . . . . . Dermatitis atópica . . . . 620. Pruri~os localizados . . . . Dermatitis de origen des. Prurigo mitis .. ·.. . . . . conocido.. . . . . . . . . 612. Lupus eritematoso . . . . F&#39;orunculosis. . . . . . . . . 539. .Estrófulo . . . . . . . . . . Ulcera varicosa. . . . . . . . 460. Herpes simple . . . . . . . . Ulcera traumática. . . . . 441. Dermatitis eczematoide Sífilis reciente . . . . . . . . 439. infecciosa . . . . . . . . Sifilis tardía . . . . . . . . 423. Intertrigos . . . . . . . . . . 350. 324. 289. 284. 268. 264. 261. 247. 230. 229. 228. 196. 1&#39;17. 171. 165. 161. 149. 140. 139. 134. OJACNOSTlCUS /olA ~ FRECUEJ&#39;Iól&#39;.t:S . . . Lin(angitis - - . . . . . . .. Nevus . . . . . . . . Qucloides . . . . . . f\_ng iomas . . . . . . . . Quistes sebáceos . . . . Qucmtosis foli<&#39; ular .. E<·zema infantil . • • LEpra lepromatosa .. Hidrosadenitis . . . . . . . . H:perhidrosis localizada . ErisiPela . . . . . . . . . . Dermatitis venenata . . . . T•ña capitis . . . . . . . . \< c:- ruga v~nére3 .. . . Eritema mullifonnc . . . . Lepra tu ber culoide . . . . Chanc ro blando . . . . Sicosis de la barba . . . . I.:r itema nudoso . . . . . . Gucratodermias .. . . - Rosá cea . . . . . . . . . . Abscesos . . . . . . . . . . Pediculosis capitis y pubiS .. . . . .. · · · · · · · · · Alopecia seborrcica . . . . Eritema f ijo mt&#39;dicamentoso . . . . • • Antrax . . . . . . . . Quemadu ras . . . . . . Queratosis senil Verruga plana . . . . . . • • V t•rruga plantar . . . . . . \ . c. r ;.c c l a . . . . . . . . . . . · Enf. de N icoláB ,. F~vre . • Ll"pra indeterminada . . Gra nuloma piogcno t elnlangi cr.tási<:o . . . . . . . Erilrodennias . . . . . Acné queloideaoo .. . .. . Eczema numular . . . . . . En fermedad de Duhring- Brocq . . . . . . , . . . . .. 131. 128. 121. 110. 101. 95. 91. 89. 85. 77. 75. 69. 67. 65. 63. 60. 53. 5:.!. 47. 49. 46. 45. 45. 44. 41. 43. 43. 43. 39. 38. 37. 37. 37. :n. 36. 34. 33. 32. Moluscum contagiosum . Miliar roja y cr is talina P úrpuras . . . . . . . . Onicomicosis . . . . . . Ictiosis . . . . . . Xcrosis . . . . . . . . ... Leishmaniasis . . . . . . . Melanosis de Richl . . Alopecia difusa . . . . . . Micos1s profundas . . . . . F.rítema indu rado de Ba- . z 11&#39;1 . . . • . • . . • • • • • • Aftas . . . . . . . . . . . . Cuernos cutáneos . . . . . . Edema de Quincke . . . . Enfermedad de Schambcrg . . . . . . . . . . . . Perionixis micósico . . . . Bromhidrosis . . . . . .... F.s crofuloderma . . . . Esclerodermias . . . . . . . Queili t is de contacto . . . . Granuloma venéreo . . . Dc rmatoesclerosis. . . . . Cicatrices . . . . . . . . . . Eritemas infecciosos . . Hipcrt ricosis fac ial . . . . Leucoplasias . . . . Prurigo ferox . . . . Rubeola . . . . . . . . . . . . Tuberculoid es papulo-necróticas . . . . . . . . . . Xant clasma . . . . . . . . Xantoma . . .. ... . .. . . Parapsoriasis . . . . . . . . Enfermedad de Recklinhausen . . . . . . . . Balanitis erosiva . . . . . . Avitaminosis B. . . . . . . . Gangrenas . . . . . . . . . . Eritema pelagroide .. Ec tima . . . . . . . . . . 427 32. 32. 29. 27. 27. 26. 26. 25. 22. 22. 22. 20. 20. 10. 18. 18. 16. 16. 15. 15· 14. 13. 12. 12. 12. 12. 1 2. 12. 12. 12. 11. 11. 11. l l. 1 o. 10. 10. 9. 128 11 JOR:"ADAS \ &#39; F.=&#39;IEZOl .M:AS \&#39;f.:-"!:I·H:Ot.OCIA .. . Er i te m~ tóx i e o. . . . . . . . Lcucodermas . . Mal perforante . . . . . • Onichia . ... . . . . • • Carale . . . . . . . . . . En f. de Fox-Fordyc!" . Tu bcrcu losis vcn·ugosa . . G losil is an•ata exfoliatri z . . . . . . . . . . T.. ..r rtt· c~u·¡·: :~ p1· gmentosa. . . . Callosidades . . . . . .. . Estom<1ti ti~ .. Efélides . . . . . . . . . Eritema solar . . . . Quistes os t io folicularcs . . P seudo-Tii&#39;la a m iantácca . L:poma!) . . . . . . . . . . f¡ bromas . . . . . . . . l\liasis ram p~n tc . .. . Bi cfariti::; . . . . . . M elanobla.stomas .. Boceras . . . . . &#39; . &#39; Celul itis ... .. .. . Radiodcrmilis . . . . . . . . Enfermedad de Darin Tclang iccl asias ... .. . Htpe rcromias de or:gcn desconocido .. Oleo granuloma . . . . F t-n figo . . . . . . . . . . . . Uicera fagcdénica . . . . . 1\Tonilclrix . . . . . . . . . I. qm~ v u 1 ga r . . . . . . . . Granuloma anular . . 1\iiasis. furunculoidc . . Xei·udemw pigrncnlu:>o . !&#39;\eurodcrmattt is difusa . i\llcosis íungoide . . . . . . P r ur ito uodularis . . ... . 8. 8. R. 8. 8. -1 • 7. 7. 7. 6. 6. 5. !). 5. 5. 5. 5. 4. 4. 4. 4. 4 .. 4. 4. 4. 4. 4. 4. 4. J. 3. 3. 3. . , J. ;j. 3. 3. Rinoescle roma . . . . . . . . Vusculi tis . . . . . . • • En ferm ed~d de- Pagct . . . Er i trorncla l~ia . . . . . . . . F.pidcnn ol isis . . . . . . Eritrocia nosis .. Granu lOJ na por ext rañ o . . . . cuerpo Hidroa \&#39;acciniforme . . . . Onicoli::;is . . . . . . . . . . . . P.seudo pelada de Brocq. P oiq u ilodcrm ia . . . . . . . Púrpura anularis td~ulgiectodcs . . . . . . . . Queilitis l!ltmdular . . . . . Surco m a de Kaposi . . . . AmiloadoRis cutis . . . . . Atro fia id iopática .. Dermatitis pustulosa rccidi·antc . . . . . . . . . . Dcrmati lis li vedoide . . . D erm~tit is 1 iq uenoidc ce zematoidc . . . . . . . . Eritema anular . . . . . . . Eritrosis Pigrnentada per ibw:al .. .. . . . . Enf. de J:<~ordyce . . Er!top lasi:1 . . . . . . Er itema n·ntrifugo o • • • . . . de l)¡_¡ rier . . . . . . . . . Enf.,rmedad rle llod king Granu lu:; i ~ rul>ra n asi . . lnct uratío pcrus plastica .. I.infangiomas . . . . . . Pitida sis rubra pila r is .. Neaobtosis lipoidea .. Total: l 6.893. 3. 3. 2 . 2. 2. 2. 2. -&#39;)· 2. 2. 2. 2. 2. 2. l . l . ). l. 1. l. 1. l. 1 . l . l. l. l. l. l. 1.
  Ediciones > Año 1955 > Artículo No. 1 2 3 4 5 6
Fundación Jacinto Convit - RIF: J-40111708-2
E-mail: admin@jacintoconvit.org
Caracas - Venezuela
Desarrollado por: