Ediciones > Año 1955 > Artículo No. 1 2 3 4 5 6

Dermatosis que pueden simular la Enfermedad de Hansen
Jacinto Convit; M. Vegas; M. Medina Febres
Mem. II Jornadas Venezolanas de Venereología, Dermatología y Lepra. Edit. Bellas Artes, pp. 413-422, Caracas, 1955.
REVISTA: Publicaciones - Dr. Jacinto Convit

NUMERO: Año 1955

TITULO: Hongos Levuliformes

AUTORES: Jacinto Convit; L. de Montemayor

RESUMEN: El conocimiento de las dermatosis que pueden simular la enfermedad de Hansen es de gran interés, no solamente te6rico sino desde un punto de vista práctico, sobre todo en paises como el nuestro, donde existen amPlias zon~ de endemia leprosa. A nuestro modo de ver, la confusión es posible no solamente para el médico general, sino aún para el mismo dermatólogo, más familiarizado con aquellas afeedones.

PALABRAS CLAVE:

Dermatosis que pueden simular la Enfermedad de Hansen DRES. J . CONV-I T, M. VEGAS 11 M. MEDINA FEBRES El conocimiento de las dermatosis que pueden simular la enfermedad de Hansen es de gran interés, no solamente te6rico sino desde un punto de vista práctico, sobre todo en paises como el nuestro, donde existen amPlias zon~ de endemia leprosa. A nuestro modo de ver, la confusión es posible no solamente para el médico general, sino aún para el mismo dermatólogo, más familiarizado con aquellas afeedones. Pretendemos con el presente trabajo, aportar algunos aspectos clínicos útiles al diagnóstico diferencial de un grupo de dermatosis, que en nuestra experiencia hemos encontrado PUeden simular muy estrechamente la enfermedad de Hansen. En primer lugar, pasaremos revista muy somera a las más comunes afecciones dermatológicas que pueden llegar a confundirse con los diferentes tipos de Lepra. LEISHMANIASIS TEGUMENTARIA,. MICOSIS FUNGOIDE, LEUCEMIA CUTANEA, ENFERMEDAD DE BOECK. BLASTOMJCOSIS, LA FORMA CUTANEA TARDL&#39;\ DE LA LEISHMANIASIS VISCERAL (KALA-AZAR), ENFERMEDAD DE RECKLINGHAUSEN, ERITEMA NUDOSO y ERITEMA MULTIFORME son la::; dennatosis que más frecuentemente pueden simula r la Lepra LepnJ. matosa.. LEISHMANIASIS TEGUMENTARIA: Nos referimos concretamente a la forma difusa, anérgica, de esta Leishmaniasis, manifestada Por infiltr. ados eritematosos, nódu- Jos, manchas de diversos tamaños y ·grados de iníiltración diseminados en ka2a, tronco y . miembros. El aspecto de las lesiones puede bimular una hanseniosis lepromatosa tan de cerca, que consideramos esta forma de Leishmaniasis prácticamente indistinguible, desde el punto de vista clínico, de aquel tipo de lepra. Cabales ejemplos son 414 ll JORNADAS VENEZOLANAS VENEREOLOGIA -~- . los casos N9 1 y N<? 2, enfermos que fueron enviados a la División de LePra con el diagnóstico de lepra -lepromatosa. Bastó un examen bacteriológico para descartar rápidamente la hanseniosis y fué el hallazgo de numerosísimas le1shmanias en los frotis, terados por el Giemsa, lo que permitió el diagnóstico etiológico. MICOSIS FUNGOIDE Nos refetimos a la forma infiltrativa de la afección, caracterizada · por gruesos infiltrados que ocupan toda la cara, los pabellones auriculáres y que a nivel de la frente toman un aspecto cerebriforme; (;n tronco y miembros los infiltrados forman Placas y elevaciones tumorales. En nuestro caso, N9 3, contrastaban los gruesos infiltrados cefálicos, que a nivel del cuero cabelludo habían determinado una alopecia irregular -hecho éste no observado en lepra en nuestro paíscon lo discreto de las lesiones en tronco y miembros, donde se limitaban a manchas eritematosas planas· con pronunciadas escoriaciones del rascado. El parecido en este caso se debía al aspecto de los iníiltrados faciales. Este caso fué enviado a la División de Lepra, dond€; el examen de rutina bacteriológico eliminó fácilmente la hansenio. sis y fué el estudio histoPatológico el que condujo al diagnóstico de micosis fungoide. LEUCEM!f,. CUTANEA En su forma inpltrativa, al interesar especialmente la cara, semeja la lepra lepromatosa. El caso N9 4 es una enferma vista por uno de nosotros (J. C.) en Norte América, que presentaba a nivel de la cara eritema infiltrado difuso con alopecia de cejas, signo muy fre- • cuente en la lepra lepromatosa; además de manchas eritematosa·s difusas en tronco y miembros. Por ra~ones obvias el diagnóstico fué orientado hacia una hematodermia y no hacia lePra. &#39; ENFERMEDAD DE BOECK La sarcoidosis cutánea de Boeck, tanto en su fonna de grandes como de pequeños nódulos, copia con toda exactitud la enfermedad de Hansen. Nuestro caso (N9 5) encontrado en el Estado Trujillo en un censo de lepr.a, presentaba numerosos nódulos superficiales que se conglomeraban en cara, respetando la frente y pabellones auriculares, circunstancia · que permitió cuestionar el diagnóstico de lePra y OER.\lATOSJS QUE PUEDEN SlMUW\R LA E..I\&#39;FEIU1EOAD DE JlA!íSEN 415 decidir su estudio ulterior. Por otra parte, debemos recordar que la estructura de la sarcoidosis es idéntica a la de algunas formas de lepra tuberculoide. Las localizaciones pulmonares y óseas de esta enfermedad son signo de utilidad para el diagnóstico. BLASTOM ICOSIS Una de las afecciones de este grupo, el granuloma paracoccidioide, en su localización cutánea, de prePonderancia muy rara, al menos en nuestro país, es la que, al determinar infiltrados y nódulos, en cara especialmente, puede simular la hanseniosis, aunque de manera má~ !ejana que las afecciones precedentes. El caso NC? 6, estudiado en la Cátedra de Patología Tropical de la Universidad Central, es un e,1emplo del aspecto que nos ocuPa. FORMA CUTANEA TARDIA DE LA LEISHMANIASIS VISCERAL (KALA-AZAR) La localización cutánea del Kala-Azar, no descrita entre nosotros, puede ·simular, especialmente en sus formas nodular y macular entemato- pigmentada, la lepra lepromatosa, llegando a confundir a lepró. logos de exPeriencia. La presencia de la leishmaniasis visceral en el país le da alguna importancia a esta posibilidad de simulación clínica . ENFERMEDAD DE RECKLINGHAUSEN. Por sus manifestaciones bajo forma de manchas, tumo!&#39;es y engrosamiento de los nervios periféricos, podría confundir a un clínico ¡>oco experimentado. Las manchas son pigmentadas, carecen de traswrnos de sensibilidad; los neuromas son blandos, Prexiformes y en su base se aprecia el anillo resistente de la fenestración del dermo. ERITEMA NUDOSO Este síndrom~ puede simular exactamente la reacción leproma. tosa. Su evolución nos permite diferenciarlos, si recordamos que t.1ene una evoluc1ón media de ocho semanas, en tanto que la reacción lepromatosa es habitualmente mu~ho más prolongada. Si a esto se agrega que cuando es reacción de lepra lepromatosa se acomPaña de iesiones típicas de esta afección, así como de positividad bacteriológica, se comprende que la diferenciación es relativamente fácil. 416 D JORNADAS VENEZOLANAS VENER!X>LOGIA VITILIGO, CARATE, ESCLERODERMIA CIRCUNSCRITA y ~os LEUCODERMAS SECUNDARIOS, pueden simular las manchas de Lepra lndetenninada. VITILIGO Por ser manchas acrómicas con hiperPigmentación periférica, por interesar el sistema piloso (canicie). por no estar alterada la sensibilidad superficial y por presentar una reacción a la histamina no rmal, es fácilmente diferenciable. CARA TE Las pintides o carátides del período se<:undario avanzado, mani! estadas POr manchas hipocrómicas, pueden simular la lepra indeterminada, pero la existencia&#39; de repigmentación en islotes sobre la superficie hipocrómica, así cómo el matiz azul-pizarra que puede pre- • sentar en algunos sitios, la descamación cuando existe, la ausencia de trastornos de la sensibilidad, la reacci6n a la histathina normal y el }:lallazgo de treponemas, Permiten establecer el diagnóstico de treponemosi. s. Caso N9 7 y N9 8. ESCLERODERMIA CIRCUNSCRITA Como signos diferenciales característicos, el borde violáceo liger.: unente elevado, la consistencia esclerosa al tacto, la ausencia de trastornos de la sensibilidad y el estudio histopato16g:co. LF:UCODERMAS SECUNDARIOS V~ase el caso N9 9, en el cual es evidente la descamación. Si a esto se agrega la ausencia de trastornos de la sensibilidad y demás !:ignos caracteristicos de lepra, el diagnóstico no ofrece dificultades . • SIFILIS- LUPUS VULGAR- ERITEMA CENTRIFUGO DE DARIER - GRANULOMA ANULAR -: GRANULOMA EOSINOFILO y algunas DERMA TOMICOSIS pueden tomar el aspecto de la Lepra Tuberculoide. SIFILIS En su etapa secundo-terciaria Puede simular en algunos casos de modo tan estrecho la lepra tuberculoide, que la sola inspección no basta. para diferenciarla. Es el polimorfiemo de la erupción, la presen. DER~fA&#39;l&#39;Ol&#39;lS QUE PL&#39;EOE:: SIMU~AR I.A EHf&#39;l:1lME.DAD DE JU.NSEN 417 -- cia de figuras auriculares, el tinte especial, la ausencia de trastornos de sensibilidad y, POr último, las reacciones serológic.as y el estudio instopatológico lo que permitiría distinguir ambas afecciones. Caso N9 10. LUPUS VULGAR Esta tuberculosis cutánea en su forma benigna figurada puede prestarse a confusión. El caso N9 11 es un ejemplo al respecto. El borde escamoso, la existencia de lesiones activas en el centro de la lesión, la ausencia de alteraciones sensitivas y el examen histopatológico, pennitieron establecer el diagnóstico correcto. L&#39;RITEMA CENTRIFUGO Por su rápida progresión periférica, así como las reaceiones normales de acetilcolina e histamina y la ausencia de anestesias, se dis.nngue fácilmente de la hanscniosis. GRANUWMA ANULAR Por el color perlado del borde, por el examen histopatológico y por la ausencia de los signos de parálisis vasomotora explorados con la histamina y acetilcolina, se diferencia sin dificultad de la lepra. GRANULOMA EOSINOFILO Nuestro caso (,N9 12) simula lesiones nodulares de lepra tubercuioide (forma sarcoidal) . El estudio histoPatológico nos permitió descartar la enfermedad de H.ansen. o Leishmaniasis difusa de forma lcpromatoide. Leishmaniasis difusa de forma lepromatoide. Leishmaniasis dllusa de forma Leproma1oide. Micosis fungoid.e. Sarcoidio5is cutánea formol a pequeños nódulos diseminados. Granuloma paracoccidioides. • Ppntide figurada secundaria. Eritematoescamosa. 1 Pt.ntide secundaria. .•. .• &#39; •• • Leu . .xlcrma seeundaricx a/ dermatitis. • Lupu•. vulqo1. • Lucs sccundo·terciaria . •• ,"\. • • • • C1anu loma il>smolll8 de lo piel. Forma noclu lor
  Ediciones > Año 1955 > Artículo No. 1 2 3 4 5 6
Fundación Jacinto Convit - RIF: J-40111708-2
E-mail: admin@jacintoconvit.org
Caracas - Venezuela
Desarrollado por: